Los objetos que diseña  Muriel Garderet son elaborados por un grupo de artesanos que ha colaborado en la construcción de formasdeluz y ha logrado ser parte integral del proyecto. Productores de materia prima de la zona, talladores de piedra y carpinteros de la región son parte fundamental del proceso que conlleva la fabricación de cada una de estas piezas artesanales.

  • Muriel Garderet

    Muriel Garderet entreteje la luz, la materia y el calor humano que la rodean. En Colombia encontró hace dos décadas el sentido del tiempo, de la vida rural, del trabajo con las manos; de las relaciones solidarias y del trabajo autónomo... Nacida en Francia y criada entre África y Europa, Muriel heredó de su madre y su abuela suiza el gusto por crear con las manos y su formación en música y matemáticas enriqueció las bases para el trabajo creativo empírico.

    Su primera lámpara la realizó en 1986, con la idea clara de crear desde el entorno rural para el mercado urbano. Desde allí, siempre con la filosofía de diseñar de manera tridimensional, ha experimentado con materiales y estructuras hasta crear una línea única de objetos artesanales funcionales pero con fuerza estética.

    Su taller, formasdeluz, está ubicado en la histórica Barichara y es un ejemplo de formación y de colaboración. Los artesanos, todos de la zona, comparten el ejercicio de producir con altos estándares de calidad.

    "Las personas que trabajan aquí tienen una disposición natural para el trabajo en equipo y el amor por lo bello. Cada una se ha ido especializando y hoy día somos un grupo donde todos nos complementamos".

    "Así como cuidamos la calidad en cada etapa del producto, también cuidamos el proceso humano y el ambiente de trabajo. Además de manejar materiales, aprendemos a manejar nuestras vidas...".

  • Gilma

    "El trabajo aquí siempre ha sido una escuela para mí. He crecido como persona."

  • Gloria

    "De pronto, aquí aprendimos a compartir por el hecho de trabajar en equipo y eso es muy bueno si se lo suma a la tranquilidad de tener un buen empleo y de todo lo que hemos aprendido para nuestras vidas..."

  • Luz Marina

    "El taller ha sido una fuente de empleo magnífica para Barichara. formasdeluz me ha aportado equilibrio, es evolución"

  • Rosa

    "En 20 años he aprendido mucho sobre la responsabilidad, el amor al trabajo y la entrega. Es ya parte de la vida, es un trocito de mí, como un segundo hogar."

  • Janet

    "El taller se ha preocupado por brindar trabajo a mujeres del pueblo, y eso es muy valioso."

  • Genaro

    "Además de la estabilidad económica, trabajar en formadeluz me ha permitido ver como el trabajo que uno hace es reconocido y valorado. Que lo que hago con las manos es un arte"

  • Lorenzo

  • Ciro